martes, 12 de junio de 2018

Querido sol:



Desde la tierra fría y oscura
admiro tu luz
como te alzas desde el suelo
a pesar del dolor y las heridas
y brillas,
brillas mi sol
en el medio de ese cielo negro
en medio de este universo idiota
lleno de planetas celosos
porque para ti aún hay luz,
aún la hay

desde aquí,
desde el suelo te admiro
¿Cómo tus pequeños hombros
cómo tu pelo de torbellino
cómo tus labios encendidos
pueden soportar el peso de la galaxia?

Sol,
querido sol,
aunque el peso de la noche
el peso de la envidia
el peso de la locura
el peso del mal
te alzas ante todo
y brillas
aunque tú no lo creas
lo haces
y abrazas con tu calor al planeta
que se apega a ti como una hija
porque eres la madre del mundo
la mejor madre que puede tener

querido sol
álzate una vez más
las tinieblas no pueden contigo
el dolor no puede contigo
has cantar los amaneceres
porque ya llegas
a esconder mis sombras
a darme un día más


No hay comentarios:

Publicar un comentario